Formación

El objetivo de la escuela es la formación de Rolfers® en España, así como la divulgación del método Rolfing®.

La ERA (European Rolfing® Association – Asociación Europea de Rolfing®) con sede en Munich, tiene una doble función: Escuela de Rolfing y Asociación de rolfers europeos. Para favorecer la formación en el ámbito local, decidió apoyar la creación de escuelas locales como es la española: en el idioma del país, y en formato modular (no intensivo).

Es una misma Escuela en distintas localizaciones, con estructura y contenido iguales.

El Comité de Educación de la ERA asigna a los profesores, de manera que su diversidad enriquece la formación.

Creada por Fuensanta Muñoz de La Cruz (Directora) y Esther Hernández Muñoz (Coordinadora de Formación), se constituye en estrecha colaboración con la Asociación Española de Rolfing (AER).

Para más información:

info@escueladerolfing.es

www.escueladerolfing.es

Tf 650613362

 

La formación oficial se realiza en Alemania, Estados Unidos, Brasil, Inglaterra y proximamente en España también.

Para más información, se puede contactar con la Asociación Europea de Rolfing, ubicada en Munich (Alemania). En su web se puede solicitar información sobre las diferentes modalidades de formación, precios y fechas de cursos.

También se imparten cursos avanzados en otros países y, en el caso de España, la Asociación Española de Rolfing se encarga de promover y formar nuevos profesionales (Rolfers) bajo la supervisión y autorización del Rolf Institute of Structural Integration, con sede en Boulder (Colorado, EEUU).

Para acceder a la formación como Rolfer se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de 25 años.
  • Tener titulación universitaria o prueba de trayectoria profesional.
  • Recibir los dos ciclos de 10 sesiones Rolfing y 5 sesiones de Rolfing Movimiento. (Pueden sustituirse dos sesiones de Rolfing Movimiento con el Taller Básico de Rolfing Movimiento).
  • Contar con suficiente fuerza física y salud para realizar este trabajo de manera regular.
  • Conocimiento y experiencia con alguna terapia manual.
  • Sólidos conocimientos de anatomía y del aparato locomotor.
  • Habilidad y honestidad suficientes para establecer relaciones terapéuticas y acompañar a los clientes en su proceso. Puede ser beneficiosa la experiencia con algún proceso de crecimiento personal.
  • Es imprescindible el dominio del inglés (escrito y hablado) para formarse como rolfer.
    El inglés es la lengua oficial de la ERA (European Rolfing Association) y por ello todas las comunicaciones y la mayoría de los artículos están en el idioma inglés.
    Gran parte de la documentación está escrita en ese idioma y las entrevistas, evaluaciones, supervisiones y toda la formación continuada se realiza en inglés. Ocasionalmente podrá realizarse en castellano.