¿Qué es el método Rolfing?

El Rolfing es un método de terapia manual que a través de manipulaciones profundas del tejido conectivo y la reeducación del movimiento, busca recuperar el equilibrio natural del cuerpo, teniendo en cuenta la fuerza que ejerce la gravedad sobre nosotros.

Todo ello se observa en una mejora de la postura y el aspecto físico, alivio de tensiones y dolores, aumento de la estabilidad, la flexibilidad y el bienestar corporal global. Es indicado tanto en personas que sufren una determinada dolencia y quieren mejorar su calidad de vida, como para aquellas que quieran gozar de una mejora del movimiento y la conciencia de su propio cuerpo, así como para prevenir futuras afecciones, consiguiendo un mayor bienestar físico y mental.

A diario y de forma inconsciente adoptamos posturas inadecuadas, realizamos movimientos repetitivos, sufrimos caídas o accidentes y vivimos experiencias personales que generan tensiones y desequilibrios físicos que afectan a nuestra salud y bienestar. Cuando las distintas estructuras de nuestro cuerpo no están bien organizadas entre ellas, no somos capaces de hacer frente a la gravedad de forma eficiente. El método Rolfing permite recuperar ese equilibrio perdido y alinearnos de nuevo con la fuerza de la gravedad.

Se realiza en un ciclo de 10 sesiones, en las que el Rolfer (terapeuta de Rolfing) manipula la fascia (tejido conectivo) por medio de presiones ejercidas directamente sobre el cuerpo de la persona, eliminando así las restricciones de este tejido y reorganizando la estructura corporal para obtener una mayor eficacia en su funcionamiento.

La fascia es un tejido blando y moldeable que envuelve las estructuras del cuerpo de forma prácticamente ininterrumpida (conectándolas y separándolas al mismo tiempo). Entre muchas otras funciones da soporte, protección y forma al organismo. La fascia se asemeja a una red tridimensional, situada debajo de la piel a nivel superficial y cubriendo músculos, huesos y demás órganos a nivel profundo. Tiene una consistencia viscosa, para permitir el deslizamiento de las distintas estructuras corporales, y con ello su correcto funcionamiento, de forma que cuando pierde elasticidad o capacidad de deslizamiento se producen desequilibrios que pueden producir distintas dolencias o disfunciones. Su carácter continuo hace que la pérdida de elasticidad en un determinado sitio se refleje en otro distante en el cuerpo, es por ello que durante las sesiones de Rolfing se trabaja el cuerpo de forma global.

  • Fundamentos del Rolfing

    El Rolfing se caracteriza por dos aspectos entrelazados que no solemos encontrar en ninguna otra práctica somática:La adaptación adecuada del cuerpo a la gravedad, que
    Más info
  • Beneficios

    El Método Rolfing es una terapia de evolución. Es decir, que a lo largo de las sesiones individuales, el paciente nota cambios progresivos tanto en
    Más info
  • Historia

    El Método de Integración Estructural o Rolfing debe su nombre a la doctora estadounidense Ida P. Rolf (1896 - 1979). Graduada en el Barnard College de
    Más info
  • Rolfing y otras disciplinas

    Con el Método Rolfing se consigue una alineación más natural y una interacción más fluida entre nosotros y la fuerza de la gravedad. De esta
    Más info